OTIC O'Higgins

“La capacitación debe ser considerada como un valor agregado”

Para el Holding Incosec, empresa adherente de OTIC O´Higgins, la capacitación es clave en los programas de gestión de personas, contribuyendo al desarrollo personal y profesional de cada colaborador. Conoce su experiencia en esta entrevista…

El Holding Incosec, con más de 40 años de experiencia en el mercado, es una de las empresas adherentes de OTIC O’Higgins. Freddy Godoy, Encargado de Desarrollo Organizacional destaca que esta alianza les ha permitido desarrollar programas de entrenamiento para sus colaboradores, optimizando recursos en concordancia con sus necesidades. “Tenemos una relación muy cercana desde el año 2019 que se sustenta en una comunicación fluida y eficiente, dando siempre respuesta a los requerimientos de la empresa”, agrega.

Incosec se especializa en brindar soluciones integrales en gestión de personas prestando servicios en: Outsourcing, Servicios Transitorios, Reclutamiento & Selección y Evaluaciones Psico Laborales. El grupo de empresas está certificado bajo la norma internacional ISO 9001:2015, por lo que se orienta a la entrega servicios de calidad y excelencia en el mercado local e internacional.

¿Por qué crees que es importante la capacitación para una empresa?

Para Incosec, sus 2500 colaboradores a lo largo de todo Chile son un pilar fundamental, y la capacitación es clave en los programas de gestión de personas, contribuyendo al desarrollo personal y profesional de cada colaborador.

El éxito de nuestros servicios se fundamenta en equipos altamente capacitados, permitiendo a nuestros clientes superar sus necesidades actuales y futuras, a través de la inversión en capital humano, el que a su vez recibe las herramientas, habilidades, certificaciones y motivación necesaria para impactar positivamente en sus puestos de trabajo, favoreciendo la productividad, la calidad del trabajo y la resolución de problemas dentro de la organización.

La capacitación debe ser considerada como un valor agregado para la empresa y el colaborador.

 ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar y capacitar en tiempos de pandemia?

Si bien es cierto, estábamos preparados con un proceso de digitalización en marcha, también hemos debido adaptarnos a este nuevo escenario implementando nuevas metodologías a distancia, estableciendo alianzas estratégicas y desarrollando proyectos con plataformas de entrenamiento que favorezcan el aprendizaje y desarrollo de competencias en nuestros colaboradores.

Cuando fijamos una agenda de capacitación, no sólo debemos enfocarnos en la tecnología o plataforma digital que se usará, es relevante definir el grupo objetivo, cuál es la necesidad y objetivos específicos de cada empresa, creando cursos con contenido participativos, amigables y con un claro aporte en el desarrollo personal y profesional de los colaboradores.

Nuestro compromiso con la capacitación se evidencia en que durante el 2020 superamos en un 40% las horas de capacitación realizadas en comparación al 2019, alcanzando 45.164 HH de entrenamiento, siendo referentes en la industria.

Si su empresa necesita apoyo en el plan de capacitación, comunícate con nosotros al correo info@otic.cl

Las Lecciones de la Pandemia

¿Qué estabas haciendo hace un año? Seguramente siguiendo tu rutina de ir y volver a la oficina, organizando eventos o planificando actividades…y ni siquiera pensabas que el teletrabajo, las clases virtuales y el streaming, iban a formar parte de tus actividades cotidianas.

En materia de capacitación, la pandemia planetaria nos hizo replantear muchas cosas. Entre ellas,  nuestras habilidades y conocimientos. Más de alguna vez nos encontramos pensando: “debería haber aprendido más de herramientas digitales”.

Pero además de cuestionarnos también nos dimos cuenta que ¡nunca es tarde! para aprender. Y que ante la necesidad y la urgencia, trabajadores de todas las edades aprendieron a realizar sus labores en este nuevo escenario virtual.

También nos dimos cuenta que la capacitación está siempre cerca, a un click de distancia y que en este mundo cambiante y sorpresivo, es importante estar siempre mejorando y aprendiendo.

Otra enseñanza: tan importantes como el desarrollo de destrezas tecnológicas, hoy día son fundamentales las habilidades blandas: la flexibilidad, capacidad de adaptación, resiliencia y liderazgo. Porque ante la adversidad, líderes y colaboradores, debemos sacar lo mejor de nosotros.

¿Quieres saber más de capacitación? ¿Quieres organizar o reforzar tu Plan de Capacitación? ¡Comunícate con nosotros!

La Flexibilidad es el Principal Reto de los RRHH

Revisa este interesante artículo del diario español El País, sobre la importancia de ser flexibles con los talentos y equipos de trabajo. “La flexibilidad es un concepto que aparece tanto a nivel organizacional como desde el punto de vista de la oferta. Las empresas están viendo cómo adaptarse a esta nueva realidad”. Lee aquí…

El 70% de las empresas ha facilitado el intercambio de talento internamente para responder rápidamente

Reinventar la flexibilidad es el principal foco de los departamentos de recursos humanos en estos momentos. Así lo señala el 59% de las compañías, según el informe Tendencias Globales de Talento 2021, elaborado por la consultora Mercer. “La flexibilidad es un concepto que aparece tanto a nivel organizacional como desde el punto de vista de la oferta. Las empresas están viendo cómo adaptarse a esta nueva realidad”, explica el líder del área de consultoría de capital humano de Mercer, Juanvi Martínez.

La pandemia ha puesto de manifiesto que saber ajustar rápidamente la capacidad y los recursos a un entorno cambiante es la clave del éxito. En concreto, la reorganización de las plantillas ha sido una de las fórmulas más utilizadas. Según refleja el informe, el 70% de las empresas ha facilitado el intercambio de talento internamente para crear modelos de plantilla más flexibles. Un porcentaje al que se suma el 20% que tiene pensado hacerlo a lo largo de 2021.

El teletrabajo difumina las fronteras para buscar el talento

Antes de la expansión del Covid-19, las empresas consideraban que el principal obstáculo para ejecutar una transformación organizativa exitosa era no contar con las habilidades adecuadas para ello. Ahora, dirigir la capacitación de los empleados hacia grupos de talentos críticos (57%), mantener el presupuesto de 2020 para el reciclaje de las plantillas (50%) e, incluso, aumentar los fondos disponibles para esta función (18%) son algunas de las prioridades inmediatas en las que están poniendo el foco los planes de transformación.

Para ello, resulta fundamental que las empresas sean conscientes de cuáles son las habilidades que necesitarán para enfrentarse a los retos del futuro y, sobre todo, conocer cómo están conformados sus equipos. “Tengo que definir dónde y qué habilidades tengo de manera interna para poder mapearlas correctamente. Así entenderé con cuáles ya cuento, cuáles tengo que desarrollar y qué otras hay que buscar fuera”, expone Martínez.

Sin embargo, de la teoría a la práctica hay un largo camino por recorrer, ya que solo el 26% de las empresas está recopilando información sobre las habilidades actuales de los individuos. Un dato que, según apunta el mencionado informe de Mercer, se mantiene bajo año tras año. Además, para conseguir el desarrollo real de las capacidades de las plantillas, la consultora insiste en la necesidad de premiar la adquisición de nuevas habilidades. No obstante, solo el 5% de las organizaciones planea recompensar estos aprendizajes y solo el 12% considera pasar a estructuras de pago por ello. “Las empresas que vinculan las carreras profesionales y la compensación con el desarrollo de futuras habilidades específicas democratizarán las oportunidades de formación y crearán una cultura que incentive la transformación empresarial”, reza el informe.

Fomentar el aprendizaje, sin embargo, no es la única tarea pendiente en la agenda de los recursos humanos; el teletrabajo, que se generalizó a lo largo de 2020 como consecuencia del confinamiento, plantea a su vez nuevos retos. Así, los datos de desempeño vinculados con el trabajo flexible están en el punto de mira para el 45% de los departamentos de recursos humanos, que deberán decidir si siguen ofreciendo –y con cuánta frecuencia– el trabajo en remoto como una opción de cara a la recuperación de la normalidad. “Es fundamental para atraer y retener el talento. También brinda la oportunidad de acceder a un mercado de trabajo más global”, recuerda Martínez. Un reto al que, en España, se la suma la necesidad de adaptarse a la nueva legislación en este ámbito.

Salud

La pandemia no ha traído consigo únicamente la necesidad de crear nuevas formas de trabajar, sino que también ha generado situaciones límite, tanto personales como profesionales en las organizaciones. Es por eso que la importancia de la salud mental, que ya había cobrado más relevancia en los últimos años, será un eje fundamental de los planes de recursos humanos de cara a 2021. “El confinamiento ha sido un entorno muy agresivo mentalmente y se ha mantenido más tiempo del que se preveía”, considera el portavoz de Mercer, quien defiende que la inmediatez en el acceso a estos servicios será la principal demanda. Así, la telemedicina dará el salto también al mundo corporativo: el 30% de las compañías pretenden instaurar el chequeo médico a distancia en el nuevo curso.

Fuente: El País, España
Belén Trincado / Cinco Días

Balance Sence: capacitaciones online se disparan en 2020

Fuente: Diario Financiero

En 2019, la entidad contaba con sólo cuatro programas sociales de perfeccionamiento digital, mientras que el año pasado esa cifra subió a 168.

Sin dudas, 2020 será recordado en el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) como un periodo que marcó un antes y un después en su estructura de funcionamiento.

Hasta antes de la pandemia, los programas y cursos de capacitación se realizaban, en su mayoría, de manera presencial. Sin embargo, la llegada del Covid-19 agilizó la modernización interna que estaba impulsando la entidad liderada por Juan Manuel Santa Cruz, posicionando -como eje central- la capacitación online.

Balance del año

Según las cifras preliminares del servicio, durante 2020 hubo un cambio significativo en las capacitaciones y programas que brinda Sence.

Si en 2019 contaba con sólo cuatro programas sociales de capacitación digital, en 2020 esa cifra subió a 168, registrando 463.358 inscripciones.

‘A raíz de la pandemia tuvimos una explosión en la demanda por ese tipo de formación. Hoy tenemos cientos de cursos en línea, y pasamos de tener del orden de 11 mil personas inscritas a los cursos en 2019, a 44 mil en marzo, y en junio del año pasado ya superábamos los 120 mil inscritos, cerrando el año con más de 400 mil inscripciones en línea’, relata Santa Cruz.

Punto con el que coincide la ministra del Trabajo, María José Zaldívar: ‘Lo que hizo la pandemia fue poner a prueba todas las capacidades del Sence, de todos sus funcionarios, y creo que lo hicieron muy bien, porque no solo pudieron cambiar sus capacitaciones del modo presencial al remoto y funcionar sin problemas, sino que también pudieron potenciar su oferta y el alcance de sus capacitaciones’.

En esa línea, la secretaria de Estado agrega que, al 31 de diciembre de 2020, 1.334 cursos presenciales tuvieron que pasar a modalidad en línea, con profesores y alumnos.

‘Estábamos conscientes en el proceso de modernización de Sence de la importancia que era ampliar la capacitación online, pero la verdad es que el 2020 y la pandemia aceleraron este proceso’, agrega Santa Cruz.

Según el jefe de servicio, el alcance de las capacitaciones online supera cuatro veces lo que el Sence podría entregar de manera presencial.

No todo es crecimiento

Las capacitaciones realizadas a través de la franquicia tributaria Sence -un incentivo fiscal a través del cual las empresas pueden financiar la capacitación, evaluación y certificación de las competencias de sus trabajadores- cayeron significativamente.

Según el balance preliminar, hubo una caída de 58% en las capacitaciones a través de esta herramienta. Así, si el 2019 cerró con 131.578 cursos y 1.203.502 inscritos, el 2020 finalizó con 55.064 cursos para 503.297 trabajadores.

Según la ministra Zaldívar, esta reducción de capacitaciones tiene varios motivos, entre ellos las cuarentenas y la crisis económica.

Pese a todo, la secretaria de Estado recalca que las empresas que no pudieron utilizar la franquicia durante el año 2020 lo podrán hacer este año.

‘Porque de lo contrario, a partir del tercer año ese presupuesto regresa a Sence, para la ejecución de los programas sociales. Nuestro objetivo es lograr que eso no suceda, y buscaremos la fórmula para que no pierdan ese beneficio’, sostiene la autoridad.

Los ejes del 2021

Respecto a las prioridades del Sence en el año que recién empieza, la ministra apunta a tres temas centrales.

‘Sence es, primero, capacitación, formar a quien necesite herramientas para enfrentar sus desafíos laborales’, dice.

Pero no es lo único. Como segundo punto, Zaldívar explica que el servicio impulsará la orientación laboral, ya que a su juicio reinsertarse al mercado laboral y buscar empleo ‘muchas veces hay que reconocerlo, es un trabajo en sí mismo’.

Por último, pero no menos importante, el organismo liderado por Santa Cruz deberá canalizar los diversos subsidios que administra, entre ellos el plan de incentivos al empleo que el Gobierno lanzó en septiembre del año pasado.