OTIC O'Higgins

Nuevas Tendencias en Capacitación

¿Conoces las actuales corrientes que guían los planes de capacitación de las empresas? Aquí las recopilamos y explicamos:

Aprendizaje Permanente (Lifelong Learning)

El conocimiento que adquirimos de manera tradicional en escuelas y universidades ya no es suficiente. Los tiempos actuales requieren capacitación constante y muy activa, para aprender nuevas técnicas y habilidades.

Centrado en el empleado (Employee Centric)

Tradicionalmente las empresas se centran en los clientes. Esta nueva tendencia habla de centrarse en los empleados, considerando que el capital humano es la inversión más importante de una empresa. Es necesario empoderar a los miembros de los equipos, escuchar su opinión, permitirles una mayor participación en las decisiones de la empresa y darles las herramientas necesarias para poder desenvolverse.

Capacitación y Recapacitación (Upskilling & Reskilling)

La idea es promover el desarrollo en áreas y habilidades en las que los profesionales ya tienen un nivel de dominio para desarrollar tareas más complejas o perfeccionar las que ya realizan. Reskilling se refiere a promover el desarrollo de nuevas habilidades para distintos roles o funciones, diferentes a las actuales.

De acuerdo al Foro Económico Mundial, se estima que 85 millones de empleos serán desplazados en 2025 y podrían surgir 97 millones de nuevas plazas, que se adapten mejor a la nueva división del trabajo entre humanos y máquinas.

Hiperpersonalización (Hyper-personalization)

Se refiere a adaptar la experiencia de aprendizaje a las necesidades de cada persona. Hoy en día encontramos herramientas como la adaptación de contenido basado en experiencias y tecnología como inteligencia artificial y algoritmos. La tendencia nos guiará a que en el futuro, tengamos que realizar análisis cada vez más profundos.

Bienestar (Wellbeing)

Desde 2020, a raíz de las medidas de distanciamiento social, las empresas alrededor del mundo han buscado contribuir al bienestar de sus colaboradores con la posibilidad del trabajo desde casa y el derecho a la desconexión.

Aterrizando el bienestar al aprendizaje, los estudiantes necesitan aprender más sobre temas relacionados a nutrición, manejo y reducción del estrés y cómo dormir mejor.

Diversidad e inclusión (Diversity & Inclusion)

De acuerdo a una encuesta realizada por LinkedIn el 2021, el 64% de los profesionales de todo el mundo dice que la diversidad e inclusión son prioridad en sus organizaciones. Se estima que está tendencia irá al alza.

¿Qué te parecieron estas tendencias? ¿Faltó alguna? ¿En tu organización han apostado por alguna de ellas?

Fuente: https://anytimeenglish.mx/

¿Conoces la Gestión de Felicidad?

Compartimos este interesante artículo de la web Info Capital Humano

La gestión de la felicidad y del bienestar en una organización es el conjunto de iniciativas cuyo propósito es generar un ambiente de optimismo y colaboración entre los colaboradores. No es ningún secreto que cuando más contentos y satisfechos estamos, más y mejor trabajamos.

Para Giancarlo Ameghino, Gerente de Gestión y Desarrollo Humano la cultura de la felicidad en su empresa, Crosland, no es una moda, es un cambio de escenario demandado por los trabajadores. “Hoy en día los empleados, en especial los más jóvenes, tienen prioridades laborales muy distintas a las de las anteriores generaciones. Es por ello que implementar iniciativas alineadas con la cultura de la felicidad puede ser una muy buena estrategia para atraer y retener el talento”.

Entre las principales iniciativas para incrementar una cultura de felicidad están las siguientes:

Flexibilidad y mayor libertad

Incluir horarios más flexibles para el personal de tipo administrativo que trabaja de manera presencial, y ahora en el contexto de la pandemia se instauró el trabajo remoto que quedará hacia delante de forma parcial o semi presencial. Con este tipo de iniciativa recordamos a nuestros trabajadores que también los vemos como personas, que sabemos que tienen vida después del trabajo y que entendemos que deben atenderla.

Formación y desarrollo del potencial

Una compañía capaz de detectar el potencial, de cuidarlo y de potenciarlo es un buen sitio para trabajar. Nuestra cultura de la felicidad habla de incentivar la realización profesional de los equipos, ya sea colaborando económicamente con quienes estudien, siendo flexible con sus horarios o bien organizando jornadas de formación inhouse desde la propia empresa, tanto con expertos externos como lideradas por nuestra propia plana gerencial o algún colaborador ducho en determinada materia.

Reconocimiento del trabajo

Cómo nuestros líderes hablan a sus equipos es tan importante como la manera en que hablamos al cliente final. Es por eso que en nuestra cultura de la felicidad buscamos fomentar un tono adecuado, respetuoso, y que haga sentir valiosos a los empleados. Además, va apoyado por acciones o recompensas concretas que reconocen el buen trabajo: emails después de una entrevista, feedbacks positivos de los proyectos, llamadas de motivación, etc.

Ocio y diversión… ¡también en el trabajo!

Ya no nos sorprendemos de encontrar salas de diversión con futbolines, mesas de ping pong, o canastas para jugar baloncesto, sobre todo en nuestros locales de operaciones. Los más afortunados hasta tienen zonas de siesta o descanso. Estos espacios de ocio, perfectos para desconectar entre proyecto y proyecto, o para después del almuerzo/refrigerio o para celebraciones, amenizan la jornada laboral y fomentan los vínculos de amistad entre los equipos. Además, indudablemente, proyectan una imagen más atractiva de la empresa ante futuros fichajes.

Crear tradiciones propias

Cada empresa es un mundo, y una buena manera de recordar a nuestro equipo que trabajan en un lugar único es crear tradiciones propias: jornadas internas de innovación, hacer un team building al inicio del año fiscal, olimpiadas presenciales o virtuales, celebraciones para reconocer al personal, almuerzos o desayunos con la plana gerencial o una fiesta de navidad especial son sólo algunos ejemplos de este tipo de tradiciones. ¡Y no olvides pedir feedback! La mejor manera de aprender y mejorar es escuchar la opinión de los participantes.

Designar áreas o responsables de felicidad

La felicidad hay que tomársela en serio, y tanto la gerencia de gestión humana como el de marketing pueden ser los responsables de monitorear las iniciativas. Puede nombrarse a una persona o, idealmente, a un departamento para que abrace esta filosofía y supervise su aplicación, teniendo como embajadores de la felicidad y brazos ejecutores a los representantes de cada una de las otras gerencias. Ellos, a partir de un análisis de la empresa y de sus valores, podrán idear un plan de acciones a medida y hacer un seguimiento de las acciones. 

Motivación y Productividad

Las personas son el motor de una empresa, y la productividad está estrechamente relacionada con la motivación. Así pues, apostando por iniciativas que mimen al trabajador y poniendo en valor sus logros y virtudes profesionales, le haremos sentir positivamente implicado con el proyecto. Si conseguimos que le guste el trabajo que realiza, que se sienta orgulloso, nunca más sentirá que “va a trabajar”. Sentirá que levanta un proyecto común.

Ambiente y Ausentismo

Mejorando el ambiente conseguimos que se trabaje más a gusto y que se reduzca drásticamente el ausentismo laboral. ¡Incluso podemos mejorar la salud de nuestro equipo! Un trabajador feliz es capaz de gestionar mejor sus emociones, las relaciones con sus compañeros o personas a su cargo, y dominar la frustración que surge durante algunos proyectos. En otras palabras, la cultura de la felicidad reduce los conflictos.

Trabajadores e Imagen de marca

Otro gran beneficio de apostar por la felicidad es mejorar la imagen y reputación de nuestra empresa gracias al mayor prescriptor que existe: el propio trabajador. Un trabajador contento, que hable bien de la organización y comparta nuestros valores con su entorno, difunde mensajes creíbles y positivos, que a la vez atraen talento a nuestra casa.

Felicidad y Talento

Que una empresa sea o no atractiva para futuros candidatos depende de muchos factores, cierto; pero como decíamos al inicio de este artículo, cada vez son más los que se decantan por la calidad de vida en vez de por el sueldo o salario. Lo que ahora se denomina el salario emocional. Sin olvidar que el talento puede elegir dónde trabajar, y que por lo tanto hay que atraerlo con mejores condiciones.

La importancia de la capacitación

La capacitación ofrece múltiples beneficios, así como la oportunidad ideal para las y los trabajadores que integran una organización, de continuar ampliando sus conocimientos.

Fuente: Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo de México

La capacitación juega un papel primordial para el logro de tareas y proyectos, dado que es el proceso mediante el cual las y los trabajadores adquieren los conocimientos, herramientas, habilidades y actitudes para interactuar en el entorno laboral y cumplir con el trabajo que se les encomienda.

Las acciones de capacitación, en cualquiera de sus versiones:, cursos, talleres, conferencias, congresos, diplomados, permiten adquirir conocimientos teóricos y prácticos, que permiten que las personas actualicen sus conocimientos y adquieran nuevos, que fortalezcan su  capacidad de respuesta ante los cambios del entorno o de sus requerimientos laborales, incrementen su desempeño dentro de la institución y estén más preparadas para el día a día, lo cual les dará mayor confianza personal al desarrollar otras aptitudes y actitudes.

En un mundo donde la única constante es el cambio, obtener el beneficio del aprendizaje continuo es una oportunidad para mantener la vigencia laboral y desarrollar e innovar en los procesos de trabajo. 

En este orden de ideas, la capacitación laboral busca que las tareas se realicen con calidad, productividad, estabilidad, permanencia y en un buen ambiente de trabajo.

Entre los beneficios destacan:

  • Calidad y mejora en las tareas,
  • Reducción en tiempos y supervisión,
  • Solución de problemas con diferente visión,
  • Sensibilización ante nuevos retos,
  • Desarrollo ético y motivación del personal,
  • Creación de equipos de trabajo de alto desempeño,
  • Seguridad y autoestima en los trabajadores,
  • Mayor especialización, a la vez que flexibilidad en sus tareas.
  • Mayor rendimiento y disminución de tiempos de atención en los trabajos que se desarrollan.

La participación de las y los trabajadores en una Institución dista de ser estática; es dinámica, multidisciplinaria e interactiva, implica movilidad y cambios constantes, lo que precisa de nuevos aprendizajes, por la que nunca se termina de aprender; es por tanto una constante para las Instituciones, si éstas quieren ir a la vanguardia y mantenerse vigentes.

La capacitación tiene la dualidad de ser un derecho, pero también una obligación: ofrece desarrollo y demanda compromiso; permite mantenerse actualizado y requiere de tiempo y espacio que quiénes la reciben, para aprehender nuevas realidades.

Exitoso Trabajo con nuestras Empresas Adherentes

La empresa Pacific Hydro ha confiado en nosotros para trabajar en becas laborales. En su Boletín Comunitario “Conectados”, destaca estas actividades. Aquí uno de los artículos.

Un total de 18 proyectos se adjudicaron en el fondo concursable Creciendo Juntos, instancia que por 15 años ha desarrollado Pacific Hydro en el Alto Cachapoal. La compañía ya se encuentra en la etapa de la entrega de los recursos, con el fin de implementar las iniciativas ganadoras que van en la línea de infraestructura y equipamiento.

“Hay que destacar que ha sido un proceso que ha requerido mucha flexibilidad por parte de todos, dadas las restricciones sanitarias. Todo el proceso ha sido vía online y por eso queremos agradecer a las comunidades, que han tenido la disposición para trabajar de esta manera, incorporándose

a estas nuevas herramientas. Ha sido súper gratificante porque hay personas que han vencido el miedo al computador y se atrevieron a participar por esta vía con mucho entusiasmo”, sostuvo Rodrigo Vargas, subgerente de Recursos y Comunidades de Pacific Hydro.

Los proyectos fueron evaluados por una comisión compuesta por profesionales de distintas áreas de la compañía y algunos externos. Una de ellas es Blanca Medina, quien señaló que “llevo cinco o seis años participando y me parece que es una iniciativa súper valorable para la comunidad y el entorno. Además, uno se da cuenta de la evolución que han tenido”, comentó la representante de OTIC O´Higgins.

En tanto, Elizabeth Azúa, del área de Finanzas de Pacific Hydro, aseguró que es la cuarta vez que integra esta instancia y recalcó que, pese a la pandemia, “se nota el entusiasmo de las personas en seguir participando en el Creciendo Juntos”.

Así también, comentó que es importante ir detectando las fortalezas de los postulantes en el marco de la crisis sanitaria, para fomentar su desarrollo.

De hecho, por primera vez los proyectos ganadores recibieron una retroalimentación por parte de la comisión evaluadora, consistente en los puntospositivos, así como los puntos a mejorar y fortalecer.

“Tuvimos reuniones con las comunidades beneficiadas y junto con entregarles la noticia de haber ganado, también se le entregaron los comentarios de los evaluadores”, comentó Rodrigo Vargas.

En este momento se está llevando a cabo la etapa de entrega de los fondos y hay algunas iniciativas que se están comenzando a implementar.

Uno de los proyectos destacados en esta versión del Creciendo Juntos, tiene relación con la capacitación de las laneras de Chacayes, quienes participaron con el propósito de obtener recursos para el fortalecimiento de las competencias de las socias.

Así lo explicó la presidenta del taller artesanal Chacayes, Salomé Silva, quien recordó que “nosotros, con Pacific Hydro, hace dos años atrás nos ganamos un proyecto que consistía en tejido a telar Doñihuano. Ese tejido era con lana y era liso, sin diseño. Ahora nos ganamos un proyecto que es para tejido en hilo, pero con diseño. Esto significa que podremos confeccionar accesorios como fajas y cinturones de huaso”.

A su vez, reflexionó sobre la calidad de los proyectos que presenta la comunidad: “Es probable que nosotros mismos hemos puesto la vara alta.

En nuestro caso, creemos que el proyecto es muy bueno y ojalá lo podamos aprovechar al máximo para poder hacer un montón de cosas más”, señaló Salomé.

En esa línea, Rodrigo Vargas remarcó que “esperamos seguir trabajando en conjunto y potenciando el Creciendo Juntos para mayor beneficio de las organizaciones y de las personas del Alto Cachapoal”.